Método UMAMI

Enciende los fogones porque comienza por fin el viaje más importante de tu vida.

Un viaje que te conectará con tu esencia y pondrá fin a tu sufrimiento de una vez por todas.  

Mi método Umami consiste en una perfecta emulsión de diversas disciplinas, técnicas y herramientas que se complementan entre sí para que gracias al poder alquímico de la cocina hagas consciente lo inconsciente, recuperes tu fuerza interior y alcances la confianza, la claridad y el equilibrio en tu vida que tanto anhelas. 

La consciencia es el único camino posible hacia la libertad.  

Disciplinas

– Terapia culinaria

– PNL

– Coaching

– Mindful eating

 

– Terapia de aceptación y compromiso

– Cultivo de la compasión

– Inteligencia emocional

– Arteterapia

AMOR

El amor hacia uno mismo y hacia los demás es la base de la felicidad. 

CONEXIÓN

Cuando nos sentimos conectados con el mundo, somos más felices y vivimos más. 

Yo también me sentía así

Mima tus sentidos, cultiva tu presencia.

¿Te sientes sola?
Incluso aunque estés rodeada de gente.
¿Te sientes vacía?
Incluso a pesar de que parece que lo tienes todo en tu vida.
¿Sientes que cuidas a los demás pero te olvidas de ti?
Muchas mujeres nunca se han preguntado qué necesitan.
¿Tienes relaciones que te hieren pero no eres capaz de soltar?
Y cada vez que estás con esas personas tu autoestima baja.
¿Tienes miedo a decir lo que piensas?
Por miedo al abandono y al rechazo nos faltamos al respeto a nosotras mismas..
¿No sabes lo que sientes?
Te has desconectado tanto de tus emociones que no sabes ni lo que sientes.
¿Tienes sueños que no te atreves a cumplir?
Tu mente fantasea con otras vidas posibles pero no te atreves a dar el paso.
¿No sabes lo que necesitas?
Te has desconectado tanto de ti y te has adaptado tanto a los demás que ya no sabes quién eres ni lo que necesitas.
¿Sientes que no te quieren?
Eres incapaz de sentir el amor que te dan los demás.
¿Piensas que necesitas a un hombre para ser feliz?
Y cuando consigues pareja te vuelves dependiente y sufres.
¿Sientes que no mereces que te quieran?
Piensas que si te conocieran de verdad se alejarían de ti.
¿Estás estresada todo el tiempo?
Y haces las cosas en piloto automático, casi por obligación y sin disfrutar de ellas.
¿Tratas de ser perfecta en todo lo que haces
Y eso te impide disfrutar y te hace sentirte culpable si no lo eres.
¿Sientes que tienes muchas mascaras?
Y estás agotada de tener que estar actuando siempre con la gente.
¿Sientes que tienes ganas de mandarlo todo a la mierda?
Porque ya no puedes más y no sabes qué más hacer para recuperar la alegría.
¿Sientes que no puedes parar tus pensamientos?
Y te enredas en ellos hasta terminar exhausta
Previous
Next
¡PARA, RESPIRA,
VUELVE A LO ESENCIAL!

Aunque pensemos que la solución es seguir pensando, seguir haciendo, seguir avanzando…lo que hace falta es parar, respirar y volver a nuestra esencia.

En esta sociedad esquizofrénica en la que vivimos, paradójica, contradictoria y exigente nos hemos ido perdiendo poco a poco…hasta perder la consciencia de quienes somos realmente. De qué nos pertenece a nosotras y que nos ha venido impuesto o qué hemos ido tomando de aquí y allá sin darnos cuenta.

Es necesario volver a lo primario, a lo más esencial, y el mejor lugar en el que podemos hacer eso es en la COCINA. Ya que la cocina nos conecta con lo primitivo, la cocina es el acto más ancestral de autocuidado físico, emocional y mental, la cocina es un acto de amor hacia nosotras mismas y hacia los demás, la cocina nos conecta con nuestro pasado y presente, la cocina nos conecta con nuestros 5 sentidos, nos conecta con la riqueza de la naturaleza y con su poder ALQUÍMICO…para transformar lo crudo en  lo cocinado, las penas en alegrías, lo simple en un complejo plato lleno de matices…

Gracias a la comida podemos hacer feliz a nuestros hijos, enamorar a nuestro amante, sorprender a nuestros vecinos, calmar al necesitado…

¿Cómo te sentías cuando comías ese postre que te hacía tu abuela cuando eras pequeña? ¿O ese plato de los domingos en tu casa? ¿O tal vez esta taza de café que cada mañana tomas antes de trabajar? ¿Esa sopita que le haces a tu hijo cuando está enfermo? ¿O ese onza de chocolate después de comer?

La comida nos une y es algo que podemos compartir encontrando nuestra humanidad común y comunitaria. 

"Si la vida te da limones,
haz limonada."

¿Por qué UMAMI?

La palabra Umami fue acuñada por el profesor Kikunae Ikeda y proviene de la combinación de los términos umai (うまい) ‘delicioso’ y mi (味) ‘sabor’.

Es decir: Umami es el Sabor DELICIOSO.

El sabor Umami es sutil pero de regusto prolongado y difícil de describir. Induce a la salivación y una sensación aterciopelada en la lengua que estimula la garganta, el paladar y la parte posterior de la boca.

Por sí mismo, umami no es sabroso, pero realza el sabor agradable de una gran cantidad de alimentos, especialmente en presencia de aromas complementarios.

Y el primer alimento Umami que tomamos en nuestra vida es tras nacer, la leche materna. La que nos nutre en nuestro primer momento de vida.

Umami para mí representa el poder interior que todas llevamos dentro y que nos nutre. Pero que en ocasiones se esconde porque nos perdemos en el camino y las dificultades de la vida.

El Umami se encuentra en cada una de nosotras, es la chispa de nuestra vida y da sentido a nuestra existencia. Si nos olvidamos de nuestro Umami, la vida empieza a perder su sentido, su sabor, y conectamos con el sufrimiento. 

Umami significa volver a lo esencial de la vida, a lo que nos conecta con nosotras mismas y con el mundo.

Cuando reconectas con tu Umami la vida se vuelve deliciosa.

¿Estás lista para disfrutar de una experiencia Umami que te hará conectar con tu poder interior?

¿Quieres saber la RECETA DE LA FELICIDAD de mi MÉTODO UMAMI?